Mansis XXI:Mantenimiento de Hospitales | Gestión de activos

Versión Hospitales (Mantenimiento de Hospitales y Gestión de activos)

Mejorar la eficiencia en la  gestión de activos es actualmente una necesidad para cualquier centro médico, tanto público como privado, desde una clínica especializada a un complejo hospitalario. Una gestión incorrecta e ineficiente de activos deriva en un incremento de costes operativos que, a su vez, repercute de manera negativa sobre la atención y el bienestar del paciente.

Presentación

Mansis XXI Asset management (mantenimiento de hospitales) especializado en mantenimiento hospitalario y gestión de activos
MANSIS XXI Asset management en su versión para mantenimiento de Hospitales es una herramienta imprescindible para un Sistema Integral de Gestión de Activos, Patrimonio y Mantenimiento. Mansis XXI esta formado por diferentes módulos, ello permite escoger aquellos que son necesarios en función de los requerimientos del centro sanitario, pero con la garantía de que futuras incorporaciones mantendrán la integración global.

MANSIS XXI Asset management posibilita que en su Gestión de Activos cada uno de los activos con los que cuente en el centro médico pueda ser incorporado al sistema, con un registro de todos sus datos particulares incluyendo: fichas técnicas, imágenes, manuales de uso, instructivos de tareas relacionadas o cualquier otra información que puede ser útil en el momento de gestionar las actividades, contando con un potente sistema de consulta centralizado, que posibilita el acceso inmediato a la información.

Pensado tanto como software para hospitales como para clínicas privadas, MANSIS XXI Asset management en su versión para mantenimiento de Hospitales se adapta a los distintos modelos asistenciales y administrativos, gracias a sus amplias posibilidades de parametrización.

Principales Ventajas

  • Mejora de la planificación, seguimiento y aplicación del material clínico.
  • Mejora de los procesos de actuación establecidos sobre el inventario.
  • Ajuste de los planes de mantenimiento a las características reales.
  • Optimización del uso de activos materiales e inmateriales.
  • Información actualizada e inmediata de la dotación necesaria para cada proceso.
  • Conocimiento inmediato de los gastos originados en cada proceso.
  • Posibilita la realización de estudios así como la anticipación de cargas de trabajo y consumos de activos.